ActualidadNacionalesPolítica

El 13 de octubre los candidatos se cruzarán por primera vez ¿A quién le sirve el debate presidencial?

Comparte esta nota

La Cámara Nacional Electoral definió los detalles de los debates presidenciales en los que se cruzarán por primera vez el presidente Mauricio Macri, Alberto Fernández, Nicolás del Caño, Juan José Gómez Centurión, José Luis Espert y Roberto Lavagna. 

Ambos debates, el del 13 de octubre en la Universidad del Litoral y el del 20 de octubre en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, contarán con la apertura del mandatario de acuerdo al resultado del sorteo. En el caso de haber segunda vuelta habrá otro debate en la UBA también, que se realizará el 17 de noviembre. 
Cierto escepticismo rodea la utilidad que tiene el modelo vigente del debate presidencial y sobre esto debatió la comunidad de Página/12:

Un show mediático

Pocos seguirán los debates completos; cada uno verá y escuchará los fragmentos seleccionados por los medios informativos de su preferencia. Luego, programas especializados (en eso) se despacharán a gusto interpretando a su manera lo que han recogido de comentarios de tercera mano y de titulares intencionados. Si hay que debatir, se debatirá, nuestros candidatos son muy capaces de hacerlo con altura. Pero no creo que aporte mucho ese debate. 
Ana:

Considero que la mayoría de los elegidos como moderadores no dan garantías de imparcialidad, a muchos de ellos dejé de escucharlos y verlos cuando me di cuenta de que desinformaban a favor del régimen macrista. Por otra parte, coincido con lo que dicen algunos de los demás contribuyentes respecto de que estas puestas en escena poco pueden aportar al conocimiento de las propuestas de los candidatos, sobre todo teniendo en cuenta el antecedente de 2015, donde Macri se despachó a su gusto con mentiras y canchereadas que quedaron en evidencia a poco de comenzado su “gobierno”. Me parece que esto de los debates de candidatos es una muestra más del complejo de inferioridad cultural que afecta a gran parte de nuestra población, que ve con buenos ojos los usos y costumbres de países que no tienen nada que ver con nuestra idiosincrasia, los mismos que pretenden (y lo logran) exportarnos las ideas neoliberales en materia económica, las mismas que, según Kicillof se enseñan en las facultades de economía locales, incluso las estatales y prestigiosas, como la UBA.

Arian; Con las gruesas mentiras que Macri esgrimió en el anterior debate, no hay seguridad de la validez de esta instancia. Deberían tomarse en cuenta los dichos de cada candidato en estos encuentros y dar cuenta, cada uno, lo expresado en la oportunidad. Claro, será una autopsia, pero servirá para los sucesivos debates.

Desde el punto de vista táctico, no sería buena idea evitarlo. Sí deberá asegurarse de que reúna los requisitos mínimos imprescindibles para que no lo maneje Magnetto. ¿Que pregunta se le puede hacer a Mauricio Macri cuya respuesta tenga algún interés?  Leí en algún artículo o escuché por radio que AF está llevando a cabo una táctica de no confrontar agresivamente, sin dejar de exponer sus ideas, para no alimentar ciertos intereses que podrían aprovecharse de esa situación. Creo que esa es una de las características por las que CFK decidió colocarse como candidata a vice y catapultarlo a él como candidato a presi. 

El debate es una estupidez mediática gigantesca. Ya quedó totalmente demostrado que el candidato puede mentir descaradamente como lo hizo Macri y después hacer lo que se le cante. No informa a la población, o peor, la mal informa. ¡No sirve!
Daniel_Espinoza

Algo está muy mal en este país para que un presidente inepto, que lo único que hizo fue fabricar pobres, tenga el cinismo de presentarse a prometer cosas que ya podría estar haciendo. ¡Estamos todos locos! Lo primero que tiene que hacer Alberto en el debate es recordarle que prometió pobreza cero, y pedirle que se llame a silencio por el resto del debate por respeto a todo el pueblo argentino.
Qué circo son los “debates”. Sólo están para satisfacer a los medios de comunicación. No tienen ninguna utilidad. Ni antes ni ahora.

¿País federal?
Para ser una Cámara Nacional Electoral le faltó federalismo, para los dos primeros debates todos los periodistas son de medios de la Ciudad de Buenos Aires… parecería que para la CNE no hay periodistas en las provincias, sin embargo, existen. Y muchos son muy buenos.